Puebla, basta ya 

 
Esta fue la gota que derramó el vaso. Veo, veo, veo, veo y veo cada uno de los 6 goles que recibió Puebla en su visita a los Xolos de Tijuana y francamente no, no entiendo ¿Qué pasó la noche de un viernes 13?
 
Lo ocurrido durante los 90 minutos en la cancha del Estadio Caliente me dejó una gran reflexión, en el equipo las cosas no están bien. Si analizamos lo ocurrido durante la semana, en 3 días llegan 5 refuerzos, quienes ya se encontraban en la ciudad y sólo faltaba por oficializarlo, si eso es muy bueno, nadie lo discute, aunque en el factor anímico esto lo pegó a los que ya venían trabajando ¿Acaso no fue un mensaje de cancha hacia el palco de la directiva? ¿Por qué traer tanto futbolista? ¿16 mexicanos vs14 extranjeros, el grupo está bien?
 
Quiero descartar estas situaciones, que esto no fue predispuesto u ocasionado, aunque me voy a otro tema ¿Qué pasa o hacen durante los entrenamientos? Del 100 por ciento de las prácticas, un servidor está presente en un 80-85, a puerta cerrada y abierta, ellos dicen trabajar, a la hora de las entrevistas ellos lo reafirman, argumentan que han aprendido la lección porque una vez más les vuelve a pasar, meten un gol para irse al frente u empatar pero ¿Qué pasa? en segundos les anotan 1 o hasta 2 pepinos.
 
Repito ¿Qué pasó la noche de un viernes 13? Después de volvérmelo a preguntar las siguientes líneas fueron escritas 4 horas después: Yo no pido escusas, sino respuestas, basta ya de discursos baratos, de que extrañamos a Alustiza, Hobbit, Escudero, de que los extranjeros vienen a sumar y adaptarse, de esto, yo ya me cansé. Confío en que los hombres que si trabajan y quieren a la institución den la cara por los colores, porque 9 goles en 2 partidos, por aciertos del rival u errores propios, no son una buena señal para éste campeonato. 
 
Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.
 
Mi Twitter: @Luis_APalacios 
 
Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector.