Puebla y la maldita pelota parada

 
El Puebla se quedó a un granito de arena de cumplir el viejo adagio futbolero que dice "Club que estrena técnico gana" sin embargo esa maldición de los últimos minutos y/o segundos se presentó una vez más en el Estadio Cuauhtémoc.
 
Una falta, un centro que no llevaba se volvió a convertir en la pesadilla del equipo camotero, el cual no pudo salir airoso con los 3 puntos en el debut de José Saturnino Cardozo como estratega. Aspectos positivos y negativos se encuentran tras el primer partido al frente de "El Príncipe Guaraní". Garra, lucha, coraje se notó de nueva cuenta dentro del terreno de juego, aunque está no será suficiente para que La Franja salga del bache en el que se encuentra metido.
 
Me queda claro también que este equipo tiene la ausencia de un líder, alguien que grité, que luche, que sepa cómo se debe de ganar un encuentro y como pelea la situación porcentual. Para muestra de ello, el momento que vive el portero Cristian Campestrini, jugador a quien no tengo nada que reprocharle por la jugada del viernes pasado, pero si decirle que esa garra con la que llegó a esta institución se ha perdido considerablemente.
 
A palabras de Saturnino Cardozo, no queda más que trabajo e ir partido a partido, en tan poco tiempo era prácticamente imposible pedir que se mostrará una idea concreta, sin embargo tras este partido, el mandamás habrá sacado conclusiones en las que deberá poner mucha atención, para un servidor una de ellas es la pelota parada, en cada tiro de esquina o cobro de tiro libre, se sufre más de lo normal. La otra es momento de exigirle a todo el plantel, se acabó el estar esperando a hombres como Centurión, Ramos, González, Pérez, Rodríguez y demás refuerzos, su período de adaptación ya se agotó.
 
Ahora La Franja tendrá que elevar su juego al tener una visita al Azteca contra América, una dura prueba por lo que empieza a mostrar el actual subcampeón del fútbol mexicano. 
 
Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.
 
Mi Twitter: @Luis_APalacios
 
Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector.