Criticar al “Tuca” y solapar la violencia

 
Mucha sorpresa me causó que varios colegas llenaran su time line de Twitter con críticas incendiarias contra el entrenador de los Tigres, Ricardo Ferretti, luego del bochornoso y lamentable suceso violento presentado en las tribunas del “Pirata” Fuente el pasado sábado.
 
Pongámonos en contexto. Junto con el francés André Pierre-Gignac y otros jugadores de los de la UANL, el Tuca explotó contra la afición jarocha por el zafarrancho que se daba en la tribuna. Ferretti incluso empujó a un policía y lanzó una amenaza a los fanáticos de los escualos.
 
De acuerdo, tal vez el Tuca no se condujo como debía y su actitud tampoco aportó a calmar los ánimos, pero no por eso se debe maximizar lo realizado por Ferretti y minimizar la patética, asilvestrada y nefasta actitud de cientos de aficionados al Veracruz, que con picahielo en la mano atacaron a fanáticos regios.
 
Las imágenes son lamentables, pero a estos colegas les ha “espantado” más el show de Ferretti y la supuesta burla de Gignac que ver a decenas de estúpidos casi matarse en la tribuna. Les gusta más hacer escarnio de un francés que no es de su agrado que lamentar ver a aficionados meterse una línea de cocaína en el estadio.
 
Dicho lo anterior, como comunicadores entonces nos hemos vuelto solapadores de la violencia. Nos da frío hablar de que muchos líderes de las barras bravas lo único que aportan es una mala imagen a las tribunas de los estadios.
 
Nos vamos por la fácil: atacar al técnico que nos cae mal, al francés que la rompe en la Liga por no ser de nuestro equipo. Mientras, que la afición se medio mate y esto se convierta en un deporte de alto riesgo para los fanáticos.
 
Dejémonos de tarugadas. Es urgente que se ponga un hasta aquí a las barras bravas y en verdad se lleven a cabo los protocolos de seguridad en los inmuebles. Cuando esto sea una realidad, entonces sí atacamos al Tuca porque no es de nuestro agrado.
 
Mi Twitter: @SirTavoMR14