Cólera del colero Puebla

 
El título de la presente es la única forma en la que puedo definir mi sentimiento tras lo ocurrido en el Chivas 3, Puebla 2.
 
Simplemente no comprendo como en tan poco tiempo un equipo puede pasar de la luz a la obscuridad, del excelente primer tiempo a la ofensiva y defensiva, a los errores mentales de los jugadores y cuerpo técnico encabezado por José Saturnino Cardozo.
 
Si bien es cierto que en esta tragedia el actor protagónico lo carga Cristian Campestrini por el oso de su carrera, la expulsión y la avenida David Cortés en la parte complementaria, el cambio de Toledo por Míguez, la entrada de "El Messi" Acuña también son algunos de los factores que saltan a relucir en la penosa derrota.
 
Una vez más, La Franja demuestra que no puede ser un equipo de lapsos y debe mantener su estilo de juego por más de 90 minutos. Este ridículo por parte de los camoteros los llevó al último lugar de la general en el Clausura 2017, y para suerte de nosotros, Veracruz perdió y la ventaja de 7 puntos se mantiene en el tema porcentual.
 
Luego de esta actuación, mucho trabajo y callarse la boca es lo que tendrán que hacer por la zona del Estadio Cuauhtémoc, a falta de 5 partidos y con 10 unidades, la campaña está a punto de ser fatal, desde el guardameta titular hasta los refuerzos que se mantienen en pretemporada no tendrán que adelantarse a su futuro próximo, siempre y cuando su salida de la institución ya sea su verdadero presente.
 
Conseguir de inmediato la salvación e intentar rebasar los 15 puntos es el objetivo para salvar la campaña que al momento tiene el colero Puebla.
 
Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.
 
Mi Twitter: @Luis_APalacios
Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector.