¡Puebla resucita a costa del Cruz Azul!

La Franja viene de atrás y con gol de último minuto derrota 2-1 a unos cementeros “malditos”
 
Un auténtico domingo de resurrección vivió el Club Puebla en la cancha del Estadio Cuauhtémoc, donde con gol en el último minuto derrotó 2-1 a la Máquina Celeste del Cruz Azul, amarrando de esta manera prácticamente su permanencia en Primera División.
 
Lluvia, sobrecupo y la falta de criterio del personal de seguridad, que lanzó gas lacrimógeno a un grupo de aficionados sin importar a familias que se encontraban ya sentadas en el inmueble, aderezaron un juego donde se vieron las caras dos de los equipos llamados “salados” del futbol mexicano.
 
Cardozo sorprendió dejando a Cristian Campestrini fuera de la convocatoria para este duelo. Las malas actuaciones y las pifias del argentino le pasaron factura al no saltar siquiera a la banca.
 
Puebla arrancó con ánimo, buscando la portería rival y tratando de hilvanar jugadas que le pudieran dar la ventaja, pero fue Cruz Azul el que pegó primero apenas a los 4 minutos de juego, cuando Mena hizo lo que quiso con Gutiérrez y Herrera para mandar pase preciso a Bacca, quien hizo el 0-1 de la visita.
 
El gol golpeó duro el ánimo de los camoteros, que dejaron que Cruz Azul se hiciera amo y señor del encuentro. Los cementeros tocaban la pelota y metían en problemas a la defensa del Puebla.
 
Mena era un auténtico dolor de cabeza para Carlos Gutiérrez, quien solo veía como el atacante celeste llegaba constantemente a los linderos del área. Pese al dominio, Cruz Azul no sentenció el encuentro y en el pecado llevó la penitencia.
 
Y es que algo cambió en el Puebla para el segundo tiempo. Los franjiazules se acomodaron mejor y comenzaron a tener llegadas hacia el marco de Jesús Corona. Orrantia corría la milla, Míguez peleaba cada pelota y Amione se convertía en un dolor de cabeza.
 
Fue precisamente Amione quien provocó el empate de Puebla. Jerónimo desbordó por sector derecho y mandó centro venenoso que Julio César Domínguez, en su afán de despejar y con la presión del Charal, terminó enviando la pelota al fondo de la portería para el 1-1 de la Franja.
 
Puebla jugaba mejor que Cruz Azul; sin embargo, los cementeros también tenían buenas aproximaciones gracias al ingreso de Christian Giménez, pero el llamado Chaco no podría evitar una nueva “cruzazuleada” de la visita.
 
Corría el minuto 93 del partido. Parecía que Cardozo y Jémez estaban conformes con el empate y nada parecía decir lo contrario; sin embargo, una barrida en medio campo de Amione cambió por completo la historia.
 
El dorsal 9 del Puebla recuperó la pelota, que terminó en los pies de Míguez, quien comandó contragolpe para dejar solo a Gabriel Esparza. El “Tucu” entró al área y con disparo cruzado venció a Corona para decretar el 2-1 y una enorme victoria poblana.
 
Fue, sin duda, un domingo de resurrección para el Puebla, que puede comenzar a respirar tranquilo dentro de la Tabla Porcentual.
 
Gustavo Mirón Reyes | @SirTavoMR14