El intenso “affaire” Ramos-Piqué

Una historia de “amor” y “odio” viven los centrales del Real Madrid y Barcelona
 
Sergio Ramos y Gerard Piqué son dos personas de sangre caliente y personalidad fuerte. Si a ello le unes que ambos son estandartes de Real Madrid y Barcelona, respectivamente, la tensión entre ambos está asegurada.
 
La última polémica que involucra a los centrales tuvo lugar este domingo, donde el Barcelona derrotó 3-2 al  Real Madrid, el central merengue se marchó expulsado y se hizo de palabras con el catalán: “A ti que hablas mucho, te espero afuera”, le habría dicho el zaguero merengue a Piqué, mientras con la mano izquierda le hacia otros gestos.
 
De paso, Ramos señaló al palco de honor del Santiago Bernabéu, donde según Piqué “se mueven hilos” razón por la que asegura que “no le gustan los valores del Real Madrid”.
 
Piqué dijo que el Madrid estaba poco acostumbrado a los arbitrajes permisivos. “Y cuando el árbitro pita lo que tiene que pitar, se extrañan. Que se mire luego el partido en casa Sergio y se arrepentirá de los gestos que ha hecho”, explicó el central del Barcelona.
 
Desde aquella rueda de prensa en octubre de 2010 con la Selección, en la que Ramos soltó aquel ya famoso "en andaluz, díselo en andaluz a ver si lo entiende. Está muy bien, porque en castellano ya veo que te cuesta", los enganchones entre ambos han sido evidentes, pero sólo defendiendo a sus clubes pues, con la Selección ambos parecen olvidar las rencillas.
 
Con la camiseta de la selección española forman una de las mejores parejas de centrales del mundo. Y no sólo en lo deportivo: de hecho, en la última concentración, se los pudo ver muy unidos e incluso compartiendo confidencias y risas.
 
Los últimos meses han sido un goteo de declaraciones constante entre Madrid y Barcelona que ha tenido como protagonistas a los centrales titulares de la Selección. Pero las salidas de tono del central del FC Barcelona tienen tiempo atrás, en la época Mourinho vs Guardiola y esos clásicos que daban tanto que hablar. En ese tiempo el intercambio de declaraciones era entre Piqué y Álvaro Arbeloa.
 
En 2013, el culé manifestó, a través de las redes: “Viendo una película de humor por el Canal + Liga”, en relación al arbitraje en el Elche-Madrid. Tras el encuentro, Arbeloa respondió por este mismo medio: “¡Muy contentos con los 3 puntos! ¡Me alegro de que algunos cambien el teatro por el cine, eso siempre está bien!”. También cuando le preguntaron por el madridista dijo “Dice que es mi amigo, pero solo es un cono-cido”, dijo del central del Barcelona con tono irónico.
 
Las constantes declaraciones del catalán afirmando su antimadridismo cada vez que podía y su ya famoso “Gracias a Kevin Roldán, contigo empezó todo” cuando celebraba el título liguero de 2015 provocaron los pitidos hacia su persona en la concentración con la selección.
 
Ya en agosto, tras el sorteo de la actual edición de Champions, criticó los rivales a los que se había enfrentado el club blanco. Ahí fue 'Zizou' quien salió al paso: "Puede opinar y pensar lo que quiera, nosotros ganamos la Champions. A veces puedes tener un partido fácil, pero a lo largo de toda la competición es muy complicado".
 
Recientemente, los tuits de Piqué apuntando en febrero a supuestas ayudas arbitrales al Real Madrid habían reavivado las polémicas entre ambos. "Nosotros no hablamos de los árbitros, ni subiremos ningún tuit", dijo Ramos.
Sin duda, una de las grandes polémicas del año llegó cuando Piqué se quejó de los "hilos" que se movían en el palco del Bernabéu además de dejar claro que nunca trabajaría para el club blanco.
 
“Yo jamás trabajaría para el Madrid no me gusta los valores que transmite, ni ver a las personalidades que hay en el palco y cómo mueven los hilos de este país. Es lo único que no me gusta.”.
 
A lo que Ramos contestó: “En todos los palcos se mueven hilos”, replicó el capitán madridista. “No solo en el Bernabéu. Pero si hacemos un balance general creo que este año en el Barcelona tienen más que callar que nosotros”.
Por si fuera poco, la remontada del Barcelona ante el PSG estuvo marcada por el arbitraje del alemán Deniz Aytekin. 
 
Sergio Ramos tiró de ironía y calificó la remontada de "histórica, en todos los sentidos" a lo que Piqué respondió: "Por supuesto, fue histórica como bien ha dicho Ramos”.
 
A pesar de que son compañeros en la Selección Española, en múltiples ocasiones han demostrado que la relación entre ellos dos no es buena.
 
Karina García | @carpio10g