Jaguares de Chiapas, crónica de una muerte anunciada


Malos manejos directivos dejan a la selva sin futbol de Primera División

 
El equipo del polémico Carlos Hugo López Chargoy jugó este sábado su ultimo partido en la máxima categoría del futbol mexicano. Si es que no vende, el empresario poblano verá a Jaguares de Chiapas en la Liga de Ascenso MX.
 
Sus problemas fuera de la cancha cobraron factura dentro de ella. Malos manejos deportivos y administrativos fueron fundamentales. 
 
La ultima “polémica” de la directiva fue con el sudamericano Mateus, el jugador denunció que había sido corrido del equipo a punta de groserías por el entrenador, Sergio Bueno. 
 
El dueño del club, Carlos Hugo López Chargoy, negó lo establecido por Goncalves, al que catalogó como un jugador “falto de profesionalismo” y que separó por bajo de juego porque “mucho ayuda el que no estorba”.
 
Falta de pagos, problemas con el gobierno y directivos sin tener una meta fija han hecho que por primera ocasión en su historia los chiapanecos vivirán posiblemente un año en la liga de plata.
 
En el Apertura 2013 los jugadores no tenían un propio uniforme y fue hasta la mitad de la campaña que lo consiguieron.
 
Desde ese año hasta el 2017, los Jaguares tuvieron torneos muy irregulares sumando no más de 25 puntos. Pero el 2016 fue la sentencia debido a que sumaron un total de 21 puntos en el año. Sin duda, el Apertura 2016 fue el peor torneo que firmaron con nueve puntos.
 
El descenso del equipo chiapaneco llega precedido por una serie de resultados negativos. En los 102 partidos que fueron disputados, el equipo de Chiapas quedó por debajo de Monarcas Morelia y Veracruz en la tabla porcentual, que registra los últimos seis torneos, es decir, del Apertura 2014 al Clausura 2017.
 
Los hermanos López Chargoy son dueños del Puebla y Jaguares, ahora se quedarán sin un equipo, y sin 38 millones de dólares, que es el valor comercial del club en Primera División.
 
Karina García Carpio | @carpio10g