Oye, Club Puebla, es hora de madurar

 
Luego de confirmarse que el Club Puebla no saldrá de la ciudad y mucho menos será vendido, manteniéndose bajo el mando de la Familia López Chargoy, las alarmas se han prendido para los aficionados al club camotero.
 
Me explico.
 
El ascenso de los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) viene a meterle mayor presión al conjunto camotero, pues (hay que aceptarlo), el club universitario tiene una infraestructura mucho mejor que la del Puebla, además de que no tiene adeudos.
 
Gente al interior del Puebla parece no comprender que no se vive de la playera, ni de la (pisoteada) historia, mucho menos de la poca o mucha afición, la cual se siente traicionada por su propio equipo, al grado de meditar retirarle su apoyo.
 
En el Puebla creen que las cosas serán como cuando estaba Lobos BUAP en el Ascenso MX. La soberbia (mal encaminada) con la que se manejan les cierra los ojos a la realidad, pues los licántropos pueden superarlos pronto en éxitos deportivos.
 
Y es que en el Puebla deben reflexionar cómo se está trabajando desde el aspecto deportivo hasta con la prensa, que dicho sea de paso también deberá ser exigente y darse a respetar como no lo ha hecho hasta el momento.
 
Grave error sería que en los camoteros se mantuvieran las mismas mañas de no corresponder el apoyo incondicional de la afición.
 
Grave sería también que sigan dándole entrada a chupópteros que solo buscan beneficio personal. Grave también es que algunos compañeros de la prensa sigan aplaudiendo como focas con tal de obtener playeras, gorras y grabar los reportajes de color del equipo.
 
No te confíes, Club Puebla, que Lobos BUAP te puede comer el mandado FÁCIL.
 
Mi Twitter: @SirTavoMR14