Dos equipos de Primera en Puebla

 
Tener 2 equipos de Primera División en la ciudad de Puebla es una cosa que ha causado mucho revuelo, ha sido el tema de conversación en las últimas horas, la moda ha rebasado las expectativas y el poblano tiene más en su boca la palabra Lobos BUAP.
 
El equipo universitario es el nuevo inquilino de la primera división del fútbol mexicano para el ciclo Apertura 17 y Clausura 18. En el gremio lo conocerán como "El Benjamín," como el conjunto sin experiencia del máximo circuito, aunque en el seno de La Jauría existe conocimiento del balompié nacional.
 
Tuvimos la oportunidad de estar en Culiacán y presenciar el ascenso de los universitarios, al término del evento pudimos charlar con el rector Alfonso Esparza Ortiz y sus palabras me dejaron tranquilo y confirman la clave del éxito obtenido: "Del tema deportivo se encargan los que saben y tenemos, nosotros trabajaremos en lo administrativo, en búsqueda de patrocinadores y derechos de televisión para tener finanzas sanas con el club".
 
Esta frase resume el desempeño y la buena mancuerna que han logrado hacer Luza Esparza, César Vega y Rafael Puente del Río. Ellos 3 fungieron su respectivo rol, ninguno se involucró en la toma de decisiones como integrante de la directiva, director deportivo y entrenador, por lo que el mensaje se reflejó en la unión que mostraron los jugadores en el cierre del Clausura y en la liguilla que terminaron de forma invicta.
 
Si esto continúa así, el proyecto de Lobos debería caminar en Primera División, la BUAP además deberá alejarse de los "Buitres" (Promotores de todo tipo, no solamente futbolístico) que rodean a la Liga y también reafirmar el romance con su afición, la cual es un 80% universitaria. Si nada extraño ocurre el objetivo de consolidarse en el circuito de oro será sencillo, porque debemos de recordar que como escuadra de recién llegada, el objetivo número 1 es el tema porcentual y obtener las unidades necesarias para continuar un año más.
 
¿Qué pasa con el Puebla?
 
Que si se vendía, que si se mudaba, que si se mantenía en la Angelópolis, así fueron los últimos días para La Franja. A raíz de que la directiva no comunicó nada de forma oficial, el hermetismo y lo poco que filtraban o se filtraba, la bola de nieve se incrementó.
 
Lo cierto es el equipo seguirá ¿Por cuánto tiempo? Al menos sé que por fútbol un año más. Con o sin nuevos socios, económicamente la institución tendrá que salir adelante, deportivamente y a pesar de tener una base de jugadores mexicanos; los camoteros vuelven a comenzar de cero, deberán conseguir un buen director deportivo, un cuerpo técnico con fundamentos y que sepa reforzar al club para salvarlo del descenso, porque y aunque existe un colchón de puntos sobre el Atlas, la lección del semestre anterior no se aprendió debido a que era prácticamente con respecto de Morelia y vean como finalizó la situación.
 
Para terminar y a título personal, Lobos tendrá que aprender de lo malo que ha hecho La Franja y está debe copiar, por decir así, algo de lo llevó y trabajó Lobos para su arribo a Primera División.
 
Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.
 
Mi Twitter: @Luis_APalacios
Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector.