Menos Puebla, más Lobos BUAP

 
El torneo Apertura 2017 del balompié mexicano comienza a calentarse y luego de 2 jornadas los equipos poblanos viven claroscuros que llaman ya la atención.
 
Sin tantas campanas a vuelo y con pocos reflectores Lobos BUAP le gana ya la batalla al Puebla. Sería muy fácil irnos por los puntos que al momento tienen ambas escuadras, sin embargo la característica o esencia se empieza a notar del lado de los universitarios.
 
Rafael Puente del Río ha mantenido su filosofía de juego, sigue siendo un equipo que le gusta proponer en casa y en patio ajeno, para ello la muestra de tener 6 goles en 180 minutos. También la adaptación de los refuerzos nos llega a pensar que hombres como Advíncula, Quiñones necesitaban juego en el balompié nacional.
 
Rafael García a su modo pero ahí va, no es fácil compaginar a una escuadra que se encuentra en una transformación tanto futbolística como administrativa. Avances defensivos en la línea de 5 y ofensivos con táctica fija en cobros de tiro libre como desde el manchón de esquina.
 
Dejándolo a su criterio, me parece que tanto licántropos como camoteros necesitarán reforzarse. Tras el suceso ocurrido con Lucero Álvarez, dónde el guardameta sufrió una fractura de pómulo luego de un choque futbolístico con Camilo Sanvezzo, la portería de Lobos recaerá en Francisco Canales, tener un segundo cancerbero no caería nada mal.
 
Por su parte, los enfranjados y con las lesiones de Amione, Navarro y González no han tenido un eje de ataque contundente, por lo que voltear a ver el mercado sudamericano antes del cierre de fichajes sería una buena opción.
 
Así el próximo sábado y domingo se vendrá la jornada 3, dónde La Jauría recibirá a los Tuzos del Pachuca, mientras que La Franja enfrentará un duelo directo en el tema porcentual al visitar a los Tiburones Rojos del Veracruz.
 
Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.
 
Mi Twitter: @Luis_APalacios
Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector