Limpia en el Puebla

 

¿Se percató del parche en el uniforme de La Franja en el partido contra Cruz Azul? Si lo hizo o no, si le gustó o no, déjeme decirle que está acción es para bien de la institución.

Pensará usted que Facebook se ha convertido en patrocinador del club, sin embargo la red social no suplantó a Caliente Sports, al contrario la casa de apuestas dejó al equipo por un problema que se percató la nueva administración. Le explico.

El convenio comercial que se tenía entre dicha empresa y la Familia López Chargoy- y para que usted lo entienda- era intercambio en especie, algo así como una cuenta libre a lo que se dedican los fronterizos y en donde se podían divertir los ingenieros dueños de los colores azul y blanco. Con la llegada de Televisión Azteca y la gente que está ha puesto a trabajar, se percataron que en las cuentas de la escuadra poblana no había entrado el pago en efectivo por lo que decidieron tomar esa decisión la cual se notificó a los propietarios tijuanenses.

Me comentaron que las negociaciones entre ambas partes todavía no están cerradas y en caso de se llega a un arreglo, podrían regresar al centro de la playera camotera. También tengo conocimiento de que la televisora del Ajusco irá revisando detalladamente los contratos y convenios con cada patrocinador para no tener otro inconveniente como el que se presentó en semanas pasadas.

Con esta acción, confirmó que Azteca tiene ya el poder absoluto del Puebla y les puedo adelantar que en noviembre-diciembre en la FEMEXFUT se estará haciendo el cambio de dueño, terminando así una era más de luces y sombras.

Con el paso de los días, los de pantalón largo realizarán más modificaciones y que poco a poco se reflejarán dentro de la cancha. Veremos si todo esto es en beneficio de La Franja. 

Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles.

Mi Twitter: @Luis_APalacios

Recuerden que esta columna es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos entre los involucrados, sino crear conciencia en cada lector.