El gluten y la enfermedad celíaca

¿Es en verdad malo el consumo de gluten?
 

En nutrición o en temas de alimentación existen tendencias o modas, en este caso el gluten no fue la excepción, pero ¿qué cosa es el gluten?, ¿es malo?, ¿por qué hay tantas cosas sin gluten en el mercado?

Seguramente les toco escuchar en tv o en la publicidad de algunos productos SIN GLUTEN O LIBRES DE GLUTEN....

La palabra gluten proviene del latín, significa "cola" debido a que es una sustancia pegajosa que permite unir una cosa con otra, también se trata de una glucoproteína que se encuentra en algunos cereales como lo son "el trigo", "cebada" y "centeno".

¿Qué fue lo que provocó el BUM con los alimentos "sin gluten"?

las industrias de alimentos tenían que abarcar un pequeño mercado destinado a los pacientes celiacos... seguro ahora te estarás preguntando ¿qué es eso?, pues bien, se trata de un trastorno en el cual se produce una intolerancia a las proteínas que contiene el gluten, esto conduce a su vez a una reacción inflamatoria de la mucosa que se encuentra en el intestino delgado. Como consecuencia de esta inflamación se pueden dar diversos estados carenciales.

Es complicado poder diagnosticar a un paciente como celiaco debido a que no siempre se presentan síntomas y estos varían dependiendo de la edad. A continuación, les presento una lista de los síntomas en la adolescencia:

*Anemia ferropénica (por falta de hierro)

*Dolor abdominal y diarrea malabsortiva

*Hepatitis

*Cefaleas (dolores de cabeza)

*Epilepsia

*Estatura corta

*Retraso puberal

*Menarquia tardía (primera menstruación)

*Artritits crónica juvenil

*Dermatitis atópica (erupciones que dan comezón)

*Estomatitis aftosa (pequeñas úlceras dentro de la boca)

*Estreñimiento

Actualmente no existe una cura para la enfermedad celíaca, el único remedio efectivo para evitar los efectos producidos por esta enfermedad es llevar una alimentación libre de gluten de por vida, para ello es importante estar asesorado por un nutriólogo ya que esto evitará el que se realice una dieta inadecuada.

A diferencia de lo que ocurre con las alergias la intolerancia al gluten nunca desaparece, aunque la tolerancia puede mejorar con las debidas precauciones.