El mérito de Enrique Meza

 

La experiencia es su mejor arma. La autocrítica es su mejor virtud. Porque lo que se ve y oye no se juzga, así definiría a quién es el director técnico del Club Puebla, Enrique Meza.

No es mi amigo, antes y ahora que es entrenador de La Franja si no saludamos 4 veces fue mucho y mucho menos me estoy subiendo al barco con el cual zarpó está aventura en la Angelópolis. Esto es una labor de reconocimiento al trabajo que ha hecho con los camoteros.

Hoy el conjunto poblano muestra un orden, un respeto por su filosofía de juego, la cual se va adquiriendo únicamente con la experiencia, experiencia que muestra su estratega al también apoyarse de su cuerpo técnico para obtener los resultados que se están reflejando en la tabla general y en la del cociente, donde matemáticamente la salvación está consumada al 100 por ciento, al tener 21 puntos de diferencia sobre Veracruz cuando resta estos mismos por disputar.

El triunfo en Monterrey contra Rayados no es una obra de la casualidad, no fue tampoco por el onomástico de "El Ojitos", está victoria y lo ocurrido en la Sultana del Norte muestra el reflejo del interés del proyecto de Liga, porque bien es cierto que en días pasados la eliminación en Copa pudo pegar sería al grupo.

En estos momentos no tengo una esfera de cristal para predecir hasta donde llegará el Puebla en el Clausura 2018, lo que si me queda claro es que si se continúa con esa empatía, con esa unión de familia, con ese respeto entre jugadores y director técnico, tal vez nos estemos llevando una grata sorpresa para el mes de mayo.

Amigos, nos leemos el próximo martes, que tengan una excelente semana. Para cualquier comentario, duda, queja, aclaración o cuestionamiento estoy para servirles. Mi Twitter: @Luis_APalacios. El presente artículo es la opinión de quién la escribe y no busca generar conflictos.