Paolo Guerrero se pierde el Mundial por dopaje

 
Reuters
 
El goleador de la selección peruana de fútbol, Paolo Guerrero, se perderá el Mundial de Rusia porque el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) extendió de seis a 14 meses una suspensión por dopaje.
 
La noticia cayó como un balde de agua fría en Perú, que clasificó a la Copa del Mundo después de 36 años de ausencia, y obligará al técnico argentino Ricardo Gareca a revisar la nómina preliminar del equipo que presentará para
el Mundial en las próximas horas.
 
La Federación Peruana de Fútbol (FPF) lamentó profundamente la ampliación de la sanción contra Guerrero, de quien dijo que siempre mostró “una conducta ejemplar”.
 
“Sin lugar a dudas, Paolo nos hará falta en Rusia, pero estamos convencidos de que el equipo que se ha formado, lleno de coraje y tesón, dejará en alto el nombre del Perú. Ninguna adversidad, por más dura que sea, como ya lo demostró nuestra selección, nos va a parar”, agregó la FPF.
 
En la Videna -donde venían entrenando algunos jugadores- se suspendieron las prácticas luego de que el técnico Gareca reunió al plantel para comunicarles la decisión del TAS, según mostraron imágenes de la televisión local.
 
El delantero de 33 años y capitán de la selección dio positivo por un derivado de cocaína tras el partido de Perú como visitante contra Argentina en octubre por la eliminatoria sudamericana.
 
La FIFA lo suspendió por seis meses, una pena que ya había cumplido, pero el TAS dijo en un comunicado que acogió parcialmente una apelación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que había requerido una sanción más larga.
 
“Es una injusticia, aquí hay una mano negra”, dijo la madre del goleador peruano, Petronila Gonzales, desde Brasil a la radio peruana RPP. Guerrero “está destrozado (...) está deshecho (...) Mi hijo es un hombre bueno, nunca agarró drogas”, agregó.